El regalo.

 

 

Con su décimo cuarto cumpleaños Amul recibía su segundo regalo.

Así es como salía a lucirlo por las calles del “slum”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *