Una boda en Camboya

­Para ver el álbum completo pincha aquí

En mi último día en Camboya decidí visitar el Parque Nacional a unos 50 kilómetros de Siem Reap, mi vuelo salía relativamente pronto, así que tuve que madrugar.
Entre la oscuridad, el frío, el traqueteo del Tuk Tuk, y mi cansancio caí rendida unos minutos después de pasar el primer camino de tierra que separaba la casa donde me quedaba y la movida ciudad.
Había hecho el camino hacia el complejo de Angkor varias veces, así que hasta que no llegué al primer control no entreabrí los ojos para entregar la correspondiente acreditación. Luego proseguí con mis sueños traqueteantes.

Cuando mi cuerpo decidió despertar, estaba ya en la carretera rumbo al Este. Me incorporé para oler la no ciudad, y casi al minuto siguiente por sobre mi hombro izquierdo vi un gentío ocupando parte del camino contrario de la carretera. Lo primero que piensas a esas horas es “accidente!”. Pero según me acercaba, las siluetas iban tomando forma de algunos elementos decorativos….

Di un salto! Sea lo que fuera, eso tenía que ser importante…. en la comitiva todos parecían ir ataviados de sus mejores prendas, y parecían llevar algo en la mano. Grite para que paráramos, ….. Tree detuvo el tuk tuk.

“Es una boda” – comentó…

En la tradición camboyana, el día de la boda el novio debe dirigirse a casa de su prometida, acompañado de sus familiares, con regalos para ella.

Los danzantes anuncian la llegada del novio

  

La ceremonia continúa en la recepción que la familia de la novia tiene para ellos… se muestran los respetos, y tras algunas pequeñas palabras del oficiante, se abren las puertas a los familiares del novio.

Bailes y música hacen amena la tan esperada llegada de la novia.

Los pequeños caballeros y las diminutas damas disfrutan del desfile de los invitados.

       La música cambia de ritmo, y la novia hace su entrada acompañada de sus amigas más cercanas.

Lleva el primer vestido de todos los que usará en la ceremonia. Los novios a penas cruzan miradas. Ella debe presentar los respetos a sus padres, que la esperan al final de ese pasillo que se ha formado para recibirla. Los padres y su abuela le brindan el consentimiento derramando sobre su cabeza unos pétalos….

Así empieza el primero de los días de esta ceremonia.

Tree ha decidido que llevar 3 horas allí no va a permitir que vea más… y por más que le explicó que no me importa, que quiero quedarme…. no entiende…. sube al Tuk Tuk y me hace el gesto de subir sin perder su sonrisa….

La despedida de los novios la hago con la promesa de que recibirán estás fotos como mi regalo de boda para ellos.


Para ver el álbum completo pincha aquí

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *